El Blog de Psideh

Todo acerca de nuestros artículos

¿QUÉ FUTURO TIENEN TUS FINANZAS PERSONALES?

Autor: Lic. Carlos Adalid Posos Jaime

Publicado: Sábado, 26 Mayo 2018


que-futuro-tienen-tus-finanzas-personales

Una de las expresiones más frecuentes y que nos desanima, nos quita energía y puede poner en peligro alcanzar nuestras metas es el pensar que no tenemos dinero. ¿Cómo llega a afectarnos esto? Bueno las emociones es un sistema especializado de nuestro organismo que genera cambios fisiológicos en todo tu cuerpo ante diferentes estímulos. Incluyendo los pensamientos. Cuando uno se enfoca en el dolor, duele más. Si nos concentramos en el calor, nos puede llegar a asfixiar. Pero si nos enfocamos en el amor, en el deseo de seguir adelante o en la pasión por los negocios generaremos mayor resistencia, mayor fuerza y podemos avanzar con mucho mayor determinación. Entonces, si nos enfocamos en lo positivo generamos un estado de ánimo óptimo que no anima a seguir adelante.

Así que en materia de economía personal hay algunos aspectos que debemos considerar, sobre todo si no te consideras realmente un inversionista. Estoy seguro que al día de hoy has invertido en muchas cosas que no te has dado cuenta que te pueden generar ganancias:

1. Es importante identificar dónde tienes invertido tu dinero

 2. Calcular de cuánto es tu inversión, para así poder

3. Establecer metas de cuánto puedes generar con lo invertido.

De esta forma ayudaras a tu cerebro a enfocarse y a tu cuerpo a generar el estado de ánimo óptimo para emprender tu negocio.

Aclaremos, existen un sin número de ganancias al invertir en diferentes ámbitos de desarrollo personal. Y por ser diferentes estos ámbitos, también son diferentes tus ganancias. Tú puedes estar ganando tranquilidad, seguridad, estabilidad, lazos afectivos o salud, entre otros tipos de ganancias además de las económicas.

Regularmente nos hemos acostumbrados a gastar en lugar de invertir. Y esa es una de las razones por las que nos cuesta mucho más ahorrar. La diferencia entre el común de la gente y los buenos comerciantes radica en generar ganancia inmediata de lo invertido. Identifica algún comerciante o vendedor de tu zona. Esos comerciantes especializados que en la mañana invierten 500 y al final del día tienen su inversión, su salario y sus ganancias. Un vendedor de plátano, tendrá invertido su capital en el producto, en el transporte de su mercancía y en el atuendo que llevan. Es básico que tengan un sombreo o gorra y los comprará, pero el buen comerciante tiene bien enfocado su capital. Por ejemplo, jamás invertirá en imagen ejecutiva o en zapatos con un coste mayor a lo que invierte en su producto. Al sincronizarse con su negocio el comerciante obtiene el mayor número de ganancias.

 

Bueno ahora que ya nos centramos en lo importante de centrar nuestra atención en el dinero que tenemos invertido, requerimos practicar las siguientes sugerencias.

I. Identifiquemos la base de tus inversiones. Si has invertido en tu imagen u hogar, es allí donde será más fácil que busques un negocio, porque la base de inversión es lo que tienes. Tal vez has invertido tiempo, dinero y esfuerzo a los video juegos. Entonces, esta puede ser tu base de inversión. Tu conocimiento, experiencia, los juegos o equipos que tengas te puede ayudar a generar más ganancias.

Cada peso depositado o asignado en algo, tiene una ganancia. Solo hay que enfocarse en lo que estas invirtiendo, e identificar las ganancias que tienes a nivel emocional, profesional, familiar o salud.

 

Entonces para reconocer que SI TIENES DINERO, identifica dónde está invertido y localiza dónde se encuentran las ganancias que te generan.

II. Reconoce tu pasión en los negocios.

Identifica los espacios, los momentos o las cosas que te gusta hacer. Lo más seguro es que en ese ámbito tengas capital invertido. En esos lugares has desarrollado experiencia. Y como le has invertido  tiempo ya puedes ser una marca establecida en el mercado. Ejemplo, los que les apasiona jugar futbol tienen zapatos deportivos, shorts, playeras, etc. Han desarrollado habilidad, destreza, condición física, entre otros. Esas inversiones en tu pasión pueden capitalizarse y empezar a generar dinero. Pueden dedicarse a entrenar a los talentos más jóvenes. Dar una crónica del partido y subirlo al YouTube o emprender un negocio de artículos deportivos con sus compañeros y amigos. Lo importante es reconocer que a lo que más le dedicas tiempos es tu pasión y esa pasión la puedes capitalizar o convertirla en dinero.

III. Reconoce que te mueve para empezar un día de negocios

Existen personas que les gusta trabajar bajo presión y a otros les gusta iniciar el día de forma ligera. Por ejemplo, hay personas que cuidan al extremo su dinero y existen otros que el primer día que les pagan se acaban su dinero. Quedarte sin dinero el día que pagan es para algunos empezar a caminar con un costal de 50 kilos en la espada. Pero hay personas que iniciar su quincena sin dinero es como convertirse en una máquina de vapor y esa forma de trabajar les funciona. Se presionan y salen corriendo a buscar ganancias. Son formas de activarse. Pero algo si es importante que aquellos que tienen más deudas, mayor presión por los compromisos adquiridos pueden estar lentamente afectando su salud, desgastarse física y emocionalmente.

Ahora si sientes que funcionas mejor cuando tienes menos presiones, podrás empezar el día con mayor tranquilidad, con el entusiasmo por lo que vas a lograr, pero sin sentir que cargas el mundo a tu espalda.

IV. Enfócate: “Si tienes dinero” y lo tienes invertido.

Existen personas que tienen dinero invertido en una olla de 10,000 pesos. Confío en que la olla que ocupas para cocinar esté generando, condición saludable, alimentación balanceada y momentos felices con tu familia. Pero si además puede generar efectivo, seria fabuloso. Por lo contrario si la ocupas 3 veces al mes y la guardas en su caja, puedes estar perdiendo muchos beneficios de tener recipientes de cocina de esa calidad. El solo hecho de ocuparla todos los días, es un activo para cuidar tu salud y eso es ganancias. Total las ollas caras tienen toda una vida de garantía así que ¡¡¡ha ocuparla!!!

V. Ponerte metas claras a corto y mediano plazo con fechas de cumplimiento.

Una vez que tengas identificado donde tienes invertido tu dinero y cuál es tu pasión tenemos que ponernos metas a corto y mediano plazo. Tal vez vas a empezar un negocio con un capital de 300 pesos pero con un capital invertido de  15,000. Este capital invertido son los sartenes, las cacerolas, los refractarios, el horno, el gas, cuchillos, etc. que tú ya tienes. ¿Qué puedes hacer con eso? ¡¡¡Mil cosas!!! bueno  puedes realizar un budín, algún pan o algún plato típico de la región en que vives, unas donas riquísimas y “venderlos”. Los 300 pesos son los insumos que necesitas para realizar el postre o la comida.

Pero tal vez tu mayor capital invertido está en la ropa. Entonces  podrás ponerte el atuendo más adecuado para salir y conseguir sus metas económicas. Y si tienes invertido tu mayor capital en una especialización académica, ¡Nada de esperar a que te contraten! inicia tu propio negocio.

VI. El que más invierte más gana.

Recuerda eso siempre, puedes invertir conocimientos, experiencia, fuerza física, destreza para realizar tareas domésticas. Si tus habilidades son al lavar ropa y le has dedicado mucho tiempo a sacar machas, y ahora eres tan hábil que lo realizas en menos tiempo, esa es una fortaleza.  Tal vez eres para comprar insumos como detergente que sean efectivos y económicos. Tu experiencia la puedes capitalizar poniendo un servicio de lavandería o planchado en tu domicilio. En  todo lo que tú has invertido tiempo, te has especializado, lo que haces mejor y más rápido… eso puede genera ganancias.

Esa experiencia y habilidad en el mercado se puede capitalizar. Lo importante es que tomes la decisión.

VII. Elige un Mentor.

Aprende de la experiencia personal y de otros. Siempre hay alguien que te puede inspirar en los negocios. Elige el que más satisface tus necesidades de negocio. Puede ser un buen comerciante local o la biografía de gente que ha trascendido en el mundo de los negocios. Su experiencia de cómo realizó las cosas, las adversidades que enfrentó, las estrategias que a él o ella, le funcionaron pueden ayudarte a enfocarte en salir adelante y prever adversidades. Así como también te puede dar alternativas de solución a lo que estás enfrentando.

Un mentor es inspiración pura y es testimonio que se pueden lograr tus metas.

VIII. Crea tu propia propuesta de valor.

La propuesta de valor es lo que diferencia una propuesta a otra. Es lo que te identifica en el mercado. Cada persona, al igual que los negocios, tiene una forma diferente de hacer cosas, tienen un toque especial, algo que lo hace diferente a todo lo demás. Puede ser tu calidad en la atención, la forma de sonreír, un lugar muy cálido para descansar y comer o crear un espacio magnético para hacer ejercicio. Esta diferencia es tu propuesta de valor. Es lo distintivo de tu producto o servicio.

Esto como genera ganancia. Bueno, hace que los clientes te preferirán, busquen tus servicios, regresen porque la experiencia que tuvieron fue muy agradable. Tus clientes te reconocerán y recordaran por ello. Es más te recomendaran con base a tu propuesta de valor.

IX. Jamás puedes gastar más de lo que generas.

Un principio básico de administración. Es controlar tus egresos y evitar mermas. Por ello, necesitas el control de lo invertido. Es importante que desde un inicio consideres límites de las salidas de dinero. Este sencillo principio contribuye a la permanencia del negocio en el mercado. Jamás pero jamás puedes gastar más dinero del que generas, si generas 500 pesos tendrás que ajustarte a ese ingreso.

X. Invertir más en marketing. Es importante que contemples invertir en marketing ya sea en cualquier campo de desarrollo. Jamás podrá salir un servicio o producto sin un plan de ventas. Puede ser un simple letrero o comentarlo con tus conocidos en las redes sociales. Pero lo que es real es: a mayor inversión en marketing aceleraras el tiempo de colocación de tu producto o servicio en el mercado. Por lo que muchos negocios invierten un porcentaje mayor en marketing, comparado con el valor del producto o en el servicio que brindan.

Pensaras que hay negocios que no tienen publicidad. Pero muchos basan su publicidad en el face to face (cara a cara), esta estrategia es la más poderosa y depende de la satisfacción de los clientes y de que ellos trasmitan la recomendación a sus conocidos. Pero si tu intensión es vender entonces puedes acelerar que conozcan tu servicio o producto, y los primeros clientes se conviertan en las personas que te recomienden.

Otra forma de marketing son conceptos completos de profesionistas, técnicos o en los comerciantes, donde todo armoniza, el carpintero con su lápiz en la oreja y mandil lleno de aserrín, el doctor vestido de blanco, los albañiles con cemento en las manos o cargando sus herramientas, los mecánicos con grasa en la cara, se estereotipan y al cubrir un concepto completo se convierten en representantes de una marca… y eso también es publicidad. Porque al caminar se están promocionando. 

XI. Y en el último caso puedes externalizar los costes.

No tengo yo todo el dinero y no tengo porque tenerlo. Existen muchas organizaciones que externalizan los costes. Le piden capital a un banco para construir, para comprar maquinaria o transporte para desplazar la mercancía. Esto funciona con base al compromiso y responsabilidad. También es bueno considerar que las partes involucradas ganan.

Existen muchas empresas de multinivel que no pagan renta de locales, publicidad, supervisión entre otras. Todos estos costos de inversión recaen en sus representantes. Ya que los representantes tienen los negocios en sus casas, trabajan por objetivos y así se ahorran la supervisión. Este sistema tienen cosas muy interesantes por ejemplo, al asociarte realizas una inversión. Y esto es genial porque si cada quien pone una parte, se responsabilizan de ello y aseguran que ese capital crecerá en dependencia de lo que yo hago. Y todos tienen ganancias. Por ello  Solo se asocian con personas comprometidas que cuiden su dinero.

Para finalizar este artículo viene a mi mente Tony Meléndez. El es un gran mentor si lo eliges, y en menos de 3 min te inspira a perseguir tus sueños.  Hay una frase que recuerdo mucho de Tony:  Yo puedo…      Yo quiero…   Yo voy a lograrlo. 

que-futuro-tienen-tus-finanzas-personales

Autor: Lic. Carlos Adalid Posos Jaime

Estudió la licenciatura en Psicología. Es instructor certificado por el Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales. CONOCER. Su interés e inquietud por el conocimiento, lo ha llevado a ser altamente autodidacta y a través de la experiencia práctica se ha especializado en programación neurolingüística, inteligencia emocional, entre otros enfoques. Todos ellos dirigidos al desarrollo del hombre como individuo en sus contextos laborales y personales principalmente.

Más artículos del autor