El Blog de Psideh

Todo acerca de nuestros artículos

¿Moverse, manejar el tiempo o perderse en él?

Autor: Lic. Carlos Adalid Posos Jaime

Publicado: Martes, 27 Febrero 2018


moverse-manejar-el-tiempo-o-perderse-en-el

Existen las personas que aprendieron a moverse en el tiempo: lo acortaron, lo dividieron, o lo multiplicaron. En efecto existen personas que desde el inicio de la civilización  aprendieron a hacer del tiempo su mejor aliado, han encontrado la forma de hacer actividades en menor tiempo posible. Se dividieron para realizar varias actividades. O multiplicaron el número de actividades en la misma línea del tiempo. Esa línea que para otros solo les permite hacer una sola cosa.



¿Cómo lo lograron? 

La respuesta es muy sencilla, ellos utilizaron las facultades racionales que el resto de sus congéneres no hicieron. Y la principal diferencia es que perciben el tiempo de forma distinta.


Imagina que hay personas que perciben el tiempo como una línea recta como si fuera la cuerda de un trapecista del circo. Y el trapecista es aquella persona que solo camina lentamente en esa línea. Ahora bien existen otras personas que perciben el tiempo como algo más ancho que una línea, tal vez una autopista de 4 carriles y entonces, las personas se desplazan del carril izquierdo al carril derecho en fracciones de segundos es más, pueden aprovechar los 4 carriles gracias a la tecnología. En un carril dejan a los hijos en clases, en otro invirtieron su dinero en un negocio, en el tercero grabaron unos spots que promocione su negocio y el cuarto carril están ellos haciendo ejercicios para cuidar su salud. 

¿Suena interesante? Entonces hay dos tipos de personas: 1. Las que consideran el tiempo como una línea delgada y por ende solo hacen una cosa. 

2. Los que consideran el tiempo una autopista de más de 4 carriles que permite hacer más de 3 cosas al mismo tiempo.


En un principio los agricultores esperaban las temporadas de lluvia para sembrar, entonces percibían el tiempo como una línea continua. Donde solo esperaban a que cada año tuvieran una oportunidad de sembrar. Los ganaderos, por su parte, esperaban esas fechas para la crianza y los pescadores hacían su mejor esfuerzo llegado ese momento que solo aparece un periodo corto de tiempo cada año. Sin embargo, con el paso de los años desarrollaron estrategias para avanzar en el cultivo o la crianza independientemente de los temporales de lluvia, dejaron de estar atados al tiempo. Por ejemplo, se programaron y prepararon para sembrar, juntaron agua en grandes ríos o lagos, hicieron pozos y se mudaron cerca de los grandes mantos acuíferos.  En otras palabras, ellos se movilizaron para aumentar sus probabilidades de éxito y obvio, con ello ampliaron a 4 carriles la línea del tiempo, así aplicaron todas sus estrategias y con ello hicieron del tiempo su amigo.


Para perfeccionar sus técnicas de agricultura, desarrollaron tecnología basada en la observación y selección. Fueron seleccionando las plantas más altas o los mejores frutos, los granos o animales que dieran mejores resultados en menos tiempo. Entonces aprendieron que hay que observar y seleccionar de un múltiple de posibilidades aquellas opciones que nos den mejores resultados en menos tiempo.


Es como si las personas hubieran aprendido a alterar el tiempo, al aplicar cualidades de inteligencia a las actividades como: prever, organizar, observar áreas de oportunidad y alternar varias actividades. 


Dan Baker, en su libro  What Happy People Know refiere que “Manejo del tiempo es el acto o el proceso de planear y ejercer control consciente sobre la cantidad de tiempo que dedicamos a actividades específicas, especialmente a aumentar la efectividad y la productividad”.


Si coordinamos la autonomía, la autoeficacia y la generación de energía podemos desarrollar la habilidad para utilizar el tiempo a favor. ¡¡¡Esto es genial!!! Y mucha gente lo practica con menor o mayor eficacia. 


Aquí te hacemos algunas sugerencias: 


  • Preveé, anticípate y prepárate para la llegada de las mejores condiciones. Como los agricultores se programan a los temporales que favorecerán su siembra, los profesionistas invierten en especializaciones, capacitación, actualización, etc. Con el objetivo de estar preparado para cuando llegue la oportunidad.


  • ¿Recuerdas los Periodos de “tregua” en la guerra? Son pausas estratégicas para poder, recuperarse, sanarse o reagruparse y con ello seguir en la lucha. En el desarrollo profesional tú puedes hacer una tregua contigo, una pausa estratégica para recuperar energía o fuerza, llorar, sanarte y seguir en la lucha.


  • Almacena, ahorra, invierte. Una estrategia que por milenios ayudó a nuestra especie para la supervivencia es una práctica poco frecuente en esta época. Es prepararte para que en el futuro eleves tus probabilidades de éxito o para dormir tranquilamente en el momento de mayor dificultad por el hecho de que te preparaste para ello. Garantizar el alimento y la vivienda entre otras muchas cosas para tiempos difíciles te ayudara a dormir tranquilo.


  • Intercambia. Es ancestral el intercambio en diferentes culturas y aún se realiza, ejemplo: te brindo este servicio a cambio de este producto que tú tienes. Este intercambio o trueque es muy importante para los hombres de negocios. Es otra forma de hacer del tiempo tu amigo porque  acorta la distancia de llegada al éxito profesional o en los negocios.  Practícalo y veras magníficos resultados. 


  • Asociaciones Estratégicas. Reunirte con personas que aumentan tu radio de influencia, mejoran tus habilidades o puedan incrementar tu dinero. Es ocupar otro carril de la autopista del tiempo tal vez teniendo alguien que represente  tu firma o negocio.  


  • Perfecciona tus Habilidades personales. Dedica tiempo a perfeccionar tus dones, disciplínate y  aumentaras tu autoeficacia en el terreno que te desempeñas, el resultado es hacer las cosas en menor tiempo, aumentar la calidad, perfeccionar la técnica. Eso será algo que te distinga en un mercado donde existe mucha competencia.  


  • Usa la Tecnología. Es indispensable el uso de la tecnología para hacer del tiempo tú amigo, en las antiguas culturas era una ventaja en la guerra y una gran contribución para el desarrollo social en general. El uso de lo último en tecnología nos exige estar a la vanguardia. Recuerde que con recursos tecnológicos adicionales o instrumentos de última generación, podemos realizar dos, tres o mil actividades a la vez en el menor tiempo posible. 


  • Adquiere activos en lugar de pasivos. Esta fórmula de la economía aplicada al ámbito personal hace que tengas ventajas en momentos críticos. Si cada artículo que adquieres te da ganancias, tus egresos se convierten en  inversiones. Y al invertir ya estas adelantándote al tiempo. Es decidir de forma asertiva en el presente y construir el futuro. Muchos de tus activos pueden tomar más valor con el paso del tiempo: ejemplo un predio, una casa, oro o plata.


  • Crea un ambiente que conduzca a la efectividad. Los ambientes influyen en nuestro estado de ánimo… relaciónalo con los centros espirituales, las iglesias o los templos. En estos espacios, la iluminación, la decoración, la arquitectura en general influye en nuestro estado de ánimo. Las empresas lo saben y entonces en los restaurantes se controlan los colores, el mobiliario, la iluminación y la música para generar ambientes que te inviten a permanecer más tiempo y consumir.  Hacer ambientes donde te recargues de energía y te mantenga en un estado de ánimo optimo hace que el tiempo se perciba de forma distinta. Se siente que el tiempo pasa rápido y ni te das cuenta de él. 


  • Fija Prioridades. Clasificar el orden que realizaras las actividades ayuda a enfocarse en actividades relacionadas con dichas prioridades y eso reduce el tiempo dedicado a actividades que no son prioridad  


  • Describe el tiempo de forma relativa, lo primero para aprovechar el tiempo es sacarte la idea de la mente que es una línea delgada o solo tiene 24 horas. Manejarse en el tiempo y espacio implica que tú puedes poner tu dinero a trabajar, invertir en cada artículo que compres, hacer más de 3 cosas a la vez con ayuda de la tecnología o subcontratando algún representante de marca, entre otros. 


Para unos una hora es mucho tiempo y para otros es poco. Cuando te encuentras pleno y realizas aquello que te apasiona el tiempo pasa desapercibido. Cuando te encuentras emocionalmente tenso, desesperado, inestable, enojado o frustrado, el tiempo se percibe lento.


El secreto está en moverse más rápido, colocarse en diferentes lugares, hacer varias cosas y ello aumenta tus probabilidades de éxito. 



En esta ocasión cerraremos este tema de reflexión escuchando el mito de la diosa Fortuna de Jorge Bucay   https://www.youtube.com/watch?v=Ny_IuuB9utI 

moverse-manejar-el-tiempo-o-perderse-en-el

Autor: Lic. Carlos Adalid Posos Jaime

Estudió la licenciatura en Psicología. Es instructor certificado por el Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales. CONOCER. Su interés e inquietud por el conocimiento, lo ha llevado a ser altamente autodidacta y a través de la experiencia práctica se ha especializado en programación neurolingüística, inteligencia emocional, entre otros enfoques. Todos ellos dirigidos al desarrollo del hombre como individuo en sus contextos laborales y personales principalmente.

Más artículos del autor