El Blog de Psideh

Todo acerca de nuestros artículos

4 creencias acerca del amor y el Lingote de Amor Puro.

Autor: Lic. Carlos Adalid Posos Jaime

Publicado: Viernes, 15 Marzo 2019


4-creencias-acerca-del-amor-y-el-lingote-de-amor-puro

Primera creencia: “Le di todo… hasta quedarme sin nada” o “lo dejaría todo por ella”

 

La mayoría de las personas creen que para mantener una relación de pareja se tiene que dar todo o dejar todo, hasta quedarse sin nada. Pero este tipo de pensamiento es uno de los juegos de la razón más frecuentes en materia de pareja. Y mira que suena razonable. Pero esto suena así, porque nos hemos acostumbrado a ello. Y en México se dice “las costumbres de hacen leyes” por lo que frecuentemente se exige que se dé todo o se queden sin nada para entablar una relación de pareja. Entonces, esta idea de dar o dejar todo se vuelve una exigencia entre muchas parejas. Es más, hasta personas ajenas a tu relación te dirán “si tu dejas todo ella debe de hacer lo mismo”.

 

Si aplicamos un silogismo a este razonamiento sería: si yo le doy lo que tengo, si y solo si, me dará su amor. Y lo reafirmamos con otra creencia “trata como quieres que te traten”. Me agrada mucho esta forma de pensar y también he de comentar que crecí con estas ideas. Sin embargo, a la luz del día de hoy, sé que jamás fueron o son reglas infalibles y que en muchas ocasiones se dejan de cumplir. Pero el que más sufre, es el que se aferra a esa creencia. “Yo doy todo para que me den lo mismo, no menos, ni más…TODO”. Si yo dejé a mis amigos y familia, ella también”. Y es allí donde caemos en el juego de creer que eso es infalible. O que es una regla que todos comprenden y por ende la tienen que cumplir. Checa la magnitud de esto “si yo te doy todo… tú me das tu vida a cambio” y es en ese momento cuando suena fuera de la realidad. Porque estoy pidiendo tú vida a cambio. Eso es egoísmo puro e infantil… que refleja grandes carencias o necesidades afectivas.

 

Segunda creencia: “Amar es dar todo… Sin pedir nada a cambio”.

 

Esa creencia sobre “la forma de amar” nos coloca en una posición muy vulnerable y desagradable. En esa condición necesitamos mayor cantidad de atención, afecto o retribución por la simple razón que nos quedamos sin nada.  Por ello, si hay una pequeña falla por parte de la pareja, nos duele y afecta mucho. Por ningún lado que analices hay una condición de igualdad o de pareja. Aclarando el punto Dar todo y no pedir nada a cambio coloca a uno con mucho vacío y al otro en una posición muy egoísta de recibir todo lo que el otro da.

 

Se me ocurre describir este estado de vulnerabilidad con una escena infantil bastante frecuente en los niños. Imagina lo siguiente:  Le das unas monedas a un niño o niña, ellos al instante van a la tienda y compran todo lo que pueden hasta quedarse sin nada de dinero por lo que, 15 minutos después anhelan su dinero y quieren otra cosa. Sucede lo mismo cuando llevas a los niños a la feria, les das dinero y en la primera parte del parque se gastan todo y después se lamentan. Los hombres de negocios saben esto, entonces al entrar al supermercado encontrarás cosas y ofertas irresistibles a tu vista, si tú vas a comprar en un estado de vulnerabilidad, por ejemplo “si llegas con hambre al supermercado”. Esa condición de carencia (con el estómago vacío) hace que tu cerebro reaccione de forma distinta, por lo que compraras más, de acuerdo a lo que dicen los especialistas.

 

En este punto, tenemos que reconocer que el mundo está lleno de especialistas en algo. Sabemos que existen especialistas en la educación de niños, especialistas en administración, doctores especialistas entre otros. Pero esta posición de quedarme sin nada y no pedir nada… es una posición de víctima, relacionada con baja autoestima y con necesidades afectivas muy grandes… Así que cuando escuches o veas que en el estado de tu amigo o amiga menciona algo como esto, mándalo directo al psicólogo para que evalúe su amor propio.

 

Tercera creencia: “Entre nosotros no hay secretos”

 

“Me tienes que dar tus claves de acceso a las redes sociales” “tu clave del celular y tu dinero porque entre nosotros no hay secretos”

 

Imagina el siguiente ejemplo “Yo le doy lo que gano y maneja tú el dinero” y si a la mitad de la quincena te pido para gasolina y no tienes, eso me enoja porque yo necesito para la gasolina para llegar al trabajo, entonces te hago responsable a ti de mi situación.

 

Punto 1: “Si  uno le entrega todo” dinero, amor, casa, coche, claves de acceso, etc. Ese acto te deja vulnerable. En esa posición uno requiere cuidados intensivos en materia de amor; mayor atención, más cariño, dinero, mayor cuidado y entonces eso te hace responsable a ti, de lo que a mí me suceda porque yo te di todo. Aclaremos, no es que no se tenga que hacer lo que estoy diciendo, es que cuando yo entrego todo me coloco en una posición vulnerable y voy a pedir más de lo que la otra persona puede dar, porque así lo necesitó estando en un estado de vulnerabilidad.

 

Pero nada tiene que ver lo que haga o deje de hacer la otra persona, Es la posición que yo estoy adoptando. Comentaremos que muchas relaciones funcionan así, pero también hay que comentar que la exigencia de incondicionalidad lleva consigo muchas fricciones, molestias y peleas más frecuentes. Por salud mental y madurez, hazte responsable de tu vida, tu dinero y si has decidido compartirlo tu vida con alguien, practica eso de “compartir” que es diferente a darte y hacerte responsable de mi vida o a hacerma responsable de tu vida.

 

Cuarta creencia: “Eres todo lo que tengo” “Eres mi vida” “sin ti voy a morir”

 

¡¡¡Wwwoooowww!!!! Estas son de las declaraciones más relacionadas con la codependencia (que en otro artículo hemos comentado) ahora bien, las personas comúnmente lo relacionan como parte del amor incondicional y esta creencia como las anteriores es la referencia para exigir cumplimiento o compromiso a mi esposo o esposa. Es allí donde se tienen las dificultades:  lo que yo creo o tengo como referencia de amor es lo que pido que cumpla mi pareja.

 

Recuerdo una canción que dice “No soy el aire...Tú seguirás viviendo cuando yo me marche…” suena un tanto sarcástico, pero te diré… la persona que declara algo como “Eres toda mi vida… sin ti no me queda nada”, etc. ovida que él o ella, respiró por más de 10 años, inlcuso antes de conocerte, por el simple hecho que  tiene pulmones dentro de su cuerpo que lo hacen vivir. También ha tenido un corazón por más de 13 años y ahora resulta que ya no va a latir. Realmente¿Crees tú eso? Esta persona comió con su boca más de 20 años y ahora resulta que no puede vivir sin ti. Ahora bien, si escuchas la declaración “Sin ti no tiene sentido mi vida”, tal vez nunca tuvo sentido su vida, pero ahora resulta que tú eres él o la responsable de que no tenga dirección.

 

Lo importante de reconocer estas creencias, es que realices un ejercicio de revisión de tus creencias sobre el amor y que elimines aquellas que te hacen daño y afectan la relación. Esto te ayudará a mantener una relación de pareja estable y saludable. Seguramente hay muchas más, aquí sólo mencioné 4 de las más frecuentes.

 

En la siguiente historia, intento describir la importancia de la revisión de creencias sobre el amor en pareja y te comparto una de las reflexiones más importantes en esta materia: es importante indentificar la necesidad de evaluar las creencias que tenemos sobre el amor en pareja.

 

El lingote de Amor Puro

 

Este más que ser un cuento, es una experiencia que vivimos en la joyería llamada “LO REALMENTE IMPORTANTE”.

 

En esta joyería como en cualquier otra, se venden rubíes, perlas, brillantes y diamantes en diferentes piezas de joyería. Pero, a diferencia de otras joyerías, es el único lugar donde se evalúan los lingotes de amor puro, Y ¿Cómo es el lingote de amor puro? yo creo que ya lo sabes o lo intuyes, pero te voy a confirmar que tienen la forma de un lingote de oro, brilla, pesa y es del mismo color que el oro, pero este es un lingote de amor puro.

 

Entonces, en esta joyería llegan jóvenes y los no tan jóvenes a evaluar el tipo de amor que les ha dado su pareja durante el tiempo de relación. El especialista tiene como único objetivo identificar: si es “un lingote de amor puro” o no es amor puro lo que uno le dio al otro durante el tiempo de su relación. Pero un dato curioso que observé al estar en este negocio de “lo realmente importante”. En la joyería, las parejas llegan a evaluar sus lingotes de amor puro cuando están a punto de terminar su relación y solo llegan para saber si fue amor lo que les dieron durante el tiempo de relación.

 

Vamos a leer lo que sucedió un día que llegó una pareja a este local

 

---¡Sr. buenos días!

 

---Buenos días Señora---Contesto el Sr. joyero

 

---He estado con mi esposo desde hace 10 años y yo ya no lo soporto. Él no me atiende, no me acompaña a las fiestas de mi familia. Es más ¡Ya ni quiere que yo vaya!...

 

--- Y así se expusieron, por largo tiempo, varias razones. Pero mientras hablaba y hablaba la señora saco de adentro de su suéter, un lingote de amor de puro. Y sin más explicación se lo puso en las manos al Sr. joyero. Este lo tomó con mucho cuidado, se puso uno de esos lentes mono focales en su ojo derecho...se lo acomodó y observó detalladamente el lingote brillante que le habían dado. Mientras la señora seguía...

 

---Ahora también quiere que le dé de cenar cuando llega del trabajo y estoy cansada porque yo también trabajo… ¡Debe saber!

 

 ---Seguía hablando, la señora, mientras el señor joyero observaba lentamente el lingote grande y pesado. Aún con euforia y agitación la señora gritó:

 

--- ¿Es o no es, un lingote de amor puro? ¡¡Porque éste que ve aquí parado me dijo que yo no valoro nada de lo que me ha dado y quiero desenmascararle!!...

 

--- Fue hasta ese momento que me di cuenta que allí estaba un señor no menos imponente y con cara de pocos amigos. 

 

El señor de la misma forma saca algo que traía guardado. Entonces vi otro lingote de amor, pero éste no brillaba, el joyero tuvo que limpiarlo cuidadosa y tiernamente, lo empezó a frotar y entonces brilló…

 

---Esto es lo que me dio ella...Exclamó el señor.

 

---Qué opina: ¿Es un lingote de amor puro?

 

---El lingote de amor puro, es algo invaluable, contestó el joyero. Algo que no tiene precio. Algo que tiene una belleza perfecta e incalculable. El lingote de amor puro da vida, nunca la priva. Donde yo te doy lo mejor de mí persona y recibo lo mejor de tu persona… pero tiene mucho tiempo que no me traen algo así.

 

--- Aclaro la garganta en medio de un suspiro y dijo:

 

--- No pierdo la esperanza, esos amores fueron muy frecuentes en una temporada.

 

---Y el joyero se puso a entonar una canción:

 

---…Somos novios...pues los dos sentimos mutuo amor profundo… y con ello ya ganamos lo más grande de este mundo...nos amamos...nos besamos como novios y hasta a veces sin motivo y sin razón nos enojamos…

 

---Somos novios...

 

--- Contesto el lingote de amor...con una voz aguda pero angelical.

 

---mantenemos un cariño limpio y puro… …Pues los dos sentimos amor profundo.

 

---Justo en ese momento brillaron los dos lingotes y se apagaron. El joyero los coloco en el mostrador cuidadosamente sobre unas cajas de madera con paja adentro. Envuelve los lingotes con terciopelo rojo y blanco, coloca la tapa...se limpió la garganta y dice:

 

---A simple vista pareciese que es oro puro, brilla, pesa y tiene una forma perfecta. Se ve como si fuera amor puro, pero como se dice en México “No todo lo que brilla es oro”

 

---El especialista en lingotes de amor puro pregunta:

 

--- ¿Cómo llegó este lingote de amor puro a tus manos?

 

---El Señor, dueño del lingote, afirma fervientemente.

 

---Es oro molido lo que le di, es una herencia que ha pasado de generación en generación en mi familia. Es el lingote de amor puro que mi abuelo le dio a mi abuela. Después mi papá se lo entrego a mi mamá y no se sabe, pero al parecer mi bisabuelo se lo dio a mi bisabuela en una feria.

 

--- ¡Así han funcionado las cosas en mi familia!

 

--- Enfatizó el señor---

 

--- Ellas demuestran el amor haciendo lo que les corresponde y los hombres cumplen con darles seguridad, comida y vestido.

 

---Entonces el joyero le extiende la mano a la señora.

 

---Yo le di mi amor de la misma forma que mi madre se lo dio a mi padre, un amor total. ¡No hablo con nadie!

 

No salgo para evitar que el piense mal o que diga que me gasto su dinero… ¡Yo le doy todo hasta quedarme sin nada! “Así aman las mujeres de mi familia”

 

--- ¡Ahora entiendo! Nadie ha revisado ESAS CREENCIAS DE LOS PADRES Y ABUELOS… Estos lingotes de amor puro ¿Lo han puesto recientemente al fuego de la pasión?  ¿Qué tanto ha resistido este amor?

 

---Yo siento que me quema cuando él me grita, me pesa y me lastima cuando llega tarde a casa, no lo soporto cuando me dice que estoy loca.

 

---Yo le agradezco todo lo que ha hecho por mí, pero no la soporto cuando llora y quiere que todo el tiempo este a su lado.

 

El joyero comento: el amor puro se puede confundir con agradecimiento...con necesidad...con intereses personales o costumbre.

 

Todos estos metales brillan ante los ojos de su pareja, el agradecimiento brilla y cuando es gratitud pura llega iluminar el rostro de las personas, por eso las personas la confunden con el amor y la pareja cree que es amor lo que hace brillar los ojos del otro, pero es agradecimiento.

 

La necesidad es muy engañosa, la persona que tiene necesidad puede llegar a verte con un brillo muy conmovedor en sus ojos y tú lo puedes confundir con el amor, pero se oxidan rápidamente. Cuando se acaba la necesidad se pierde el brillo de sus ojos.

 

Los intereses personales logran engañar a la propia persona que los tiene, en su interés busca la ayuda de la otra persona para conseguir sus sueños. Y su necesidad hace que la misma persona se confunda y piense que es amor… pero después de poco tiempo, se da cuenta que aunque sea mucha la ayuda que recibe... no es amor lo que siente y esa combinación de interés personal y ayuda es una mentira compartida y puede engañar a los dos.

 

Pero dígame ¿Quién no sabe que la costumbre puede ser tan fuerte como el amor? brilla ligeramente pero permanece brillando por mucho tiempo, lo malo es que no conduce bien la pasión de un lingote a otro.

 

Pero el que más rápido se oxida es la codependencia cuando yo necesito que el otro me mime, cuide, proteja, mantenga, ¡¡¡yo necesito que me vea!!! Y cuando no sucede siento que me lastima. Este tipo de metal llega a generar descargas eléctricas y un imán que difícilmente las personas pueden diferenciar del amor. Se atraen… se repelen... sufren descargas y en definitiva es una relación que se oxida rápidamente y por eso el dolor es frecuente. Sorprendentemente se mantienen juntos para lastimarse por las descargas y se atraen en ese imán de polaridad opuesta.

 

Sólo te pregunto: ¿Estás agradecido de su compañía? ¿Te sientes feliz al verla despertar junto a ti?  ¿Le guardas en todo momento respeto? ¿Te sientes seguro al estar a su lado?, ¿Guardas esa confianza por saber que nunca te va a fallar?, ¿Te sientes motivado al estar con ella?, ¿Tienes esa pasión incontrolada que hace que la busques? ¿Sientes que te abriga cuando son tiempos difíciles?... si dudas o respondes negativamente, ha dejado de ser amor puro. Pero allí no radica el problema, el problema tal vez que ha empañado el brillo de su amor puro sean las creencias o cómo quieres que ella te demuestre que te ama.

 

Las cosas cambian, el mundo gira y ustedes tienen derecho a decidir si quieren seguir haciéndose daño en nombre de un buen pasado o ejercer el derecho a decidir ser libres y responsables por su propia felicidad, sin esperar a que el otro les dé lo que no tiene para ustedes.

 

Es momento de reflexionar si lo que tienes en tu relación de pareja es un lingote de amor puro o están juntos por compromiso, agradecimiento, costumbre o en el peor de los casos codependencia... o tal vez… simplemente sea el momento de limpiar las creencias que hoy les están haciendo daño e impiden que salga el brillo puro  del amor que alguna vez tuvieron y siguen teniendo.

 

 

¡Si tu lingote ya no brilla como antes, si tienes dudas, ven te podemos ayudar en este momento… Juntos podemos revisar tu lingote de amor puro!

4-creencias-acerca-del-amor-y-el-lingote-de-amor-puro

Autor: Lic. Carlos Adalid Posos Jaime

Estudió la licenciatura en Psicología. Es instructor certificado por el Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales. CONOCER. Su interés e inquietud por el conocimiento, lo ha llevado a ser altamente autodidacta y a través de la experiencia práctica se ha especializado en programación neurolingüística, inteligencia emocional, entre otros enfoques. Todos ellos dirigidos al desarrollo del hombre como individuo en sus contextos laborales y personales principalmente.

Más artículos del autor